Volver a la Home
Administración

ORDEN DE BASES REGULADORAS CONCESIÓN AYUDAS CAMBIO CLIMÁTICO

Orden 51/2021, de 9 de abril, de la Consejería de Desarrollo Sostenible, por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de ayudas contempladas en los Planes de Impulso al Medio Ambiente Cambio Climático (PIMA-CC) para la puesta en marcha de acciones de lucha contra el cambio climático, que integran a su vez, la política de cambio climático con las políticas de calidad ambiental

16 de April de 2021

cc
Orden de bases reguladoras ayudas cambio climático

La orden de bases reguladoras para la concesión de ayudas para el desarrollo de acciones, en el marco de Plan de Impulso al Medio Ambiente, PIMA CC, dará como resultado el diseño e implantación de acciones que ayudarán a preservar la calidad de vida que ofrecen los municipios de nuestra región, pondrán las ciudades al servicio de las personas ofreciendo espacios públicos seguros, mejorando la calidad del aire, reduciendo las emisiones y aumentando la resilIencia frente a los impactos, acciones que mantendrán vivo el atractivo de los municipios y vincularán la población al territorio

La orden de bases regula la concesión de ayudas con dos líneas de actuación: La primera línea, destinada a los municipios de entre 50.000 y 100.000 habitantes para diseñar e implantar zonas urbanas de bajas emisiones dentro de las ciudades, así como la instalación de sistemas de movilidad sostenible. y una segunda línea destinada a municipios de menos de 100.000 habitantes para financiar actuaciones piloto de carácter innovador en espacios urbanos y periurbanos

Diseño e implantación de zonas de bajas emisiones en las ciudades
 
En el marco de la primera líneas de actuación se desarrollarán acciones que transformarán los municipios con el impulso a nuevos planes de movilidad facilitando la recuperación del espacio público para los vecinos. Se aplicarán nuevas planificaciónes con restricciones de acceso, circulación y estacionamiento de vehículos que mejorarán la calidad del aire y mitigarán las emisiones de gases de efecto invernadero. Acciones cada vez más demandadas por la sociedad, como son la reducción de vehículo motorizado y el aumento del espacio público.
 
Actuaciones frente al cambio climático en espacios urbanos y periurbanos
 Los municipios de la región impulsarán proyectos y actuaciones que contribuirán en la prevención de riesgos asociados al cambio climático en espacios urbanos y periurbanos. Hablamos de adaptación al cambio climático, de intervenciones para limitar la vulnerabilidad frente a los riesgos climáticos, como por ejemplos los impactos de las olas de calor sobre la salud donde actuaremos sobre la exposición, sobre la sensibilidad y sobre la capacidad adaptativa

Los municipios de la región tendrán oportunidad de diseñar e implantar acciones que den respuesta a una planificación urbana sostenible, que incluyan soluciones basadas en la Naturaleza, infraestructuras verdes, zonas naturales y seminaturales de alta calidad que proporcionen múltiples servicios ecosistémicos, sistemas de drenaje urbano sostenible, Renaturalización  y Naturalización de calles, plazas  y otros espacios, parques y bosques urbanos y periurbanos asi como actuaciones en espacios públicos orientadas a atenuar el efecto isla de calor urbana

 
Castilla-La Mancha, comprometida frente al cambio climático
 

Desde hace varios meses, desde el ámbito académico, científico y desde las administraciones venimos recalcando que la recuperación tras la crisis sanitaria originada por el COVID-19 es una oportunidad para repensar nuestra sociedad y nuestras ciudades y desarrollar un nuevo modelo que responda a nuestras necesidades y prioridades, un modelo más resistente, más protector y más inclusivo. Un modelo que mejore la calidad de vida de los ciudadanos, que aumente la resilencia al cambio climático y prepare los municipios para futuras amenazas

Castilla –La Mancha refuerza su compromiso con la recuperación verde, alineando sus acciones con el Pacto Verde Europeo, la Ley de Cambio climático recientemente aprobada en el Congreso, con la “Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030” en la cual uno de los principios básicos es lograr una movilidad descarbonizada en las ciudades, con la estrategia regional de cambio climático y sin duda con un compromiso por la mejora de la calidad de vida de municipios y ciudadanos, por el aumento de la resiliencia al cc y sin duda, por nuestra salud.

Adjuntos a la noticia